Los ojos y el sol

2020-07-06T22:32:33+02:0019 junio 2020|Promoción de la Salud|

 

Los ojos y el Sol nunca han hecho buena pareja, lo sabes. Y lo sabes por lo que te molesta el sol cuando te da directamente en la cara mientras conduces, por ejemplo, o cuando estás en la piscina o en la playa tomando el sol. Entonces te pones gafas de sol.

Efecto de la radiación solar sobre la visión

Todos sabemos que la radiación solar daña nuestra piel. Pero muy pocos son conscientes de que el sol afecta también a nuestros ojos. Y todavía son menos los que conocen que el efecto de la radiación solar, ya sea sobre la piel o sobre los ojos, es un efecto acumulativo.
Usar lentes sin filtro UV produce dilatación de la pupila, lo que hace que aumente la posibilidad de entrada de rayos UV dañinos en el ojo. Esto puede causar mareos, cefaleas, visión doble y otros síntomas.
Además, muchas patologías oculares derivadas de la exposición a la radiación UV del sol no aparecen hasta pasados los años. Por ejemplo, la radiación solar podría tener un papel causal importante en edemas y eritemas en los párpados, conjuntivitis, cataratas o, incluso, degeneración macular.
Por eso es muy importante proteger nuestros ojos del sol desde edades tempranas utilizando gafas de sol homologadas.

Gafas de sol y tipos de lentes solares

Existen 5 tipos diferentes de lentes o filtros solares clasificados según la norma ISO 8980-3 según la mayor o menor capacidad de absorción de los rayos lumínicos que tengan.
Las gafas de sol más habituales son de categoría 2 y 3. Estas lentes son medianamente coloreadas y son capaces de filtrar entre un 50%-80% y entre un 80%-90% de radiación UV respectivamente. Sin embargo no son aptas para la conducción nocturna o para la práctica de deportes de alta montaña o en lugares de condiciones extremas de incidencia solar.
Para saber qué tipo de gafas de sol está recomendado en diferentes prácticas deportivas, lo mejor es acceder a información contrastada, como la que te puede ofrecer tu optometrista, o la que puedes encontrar en nuestro artículo sobre la exposición invisible a la radiación solar.

Requisitos que deben cumplir las gafas de sol

Las gafas de sol se suelen comprar por moda. En el momento de la compra, pocas son las preguntas que el comprador realiza sobre protección solar, y muchas menos sobre protección UV. Es decir, que parece ser que poco nos importa la calidad y seguridad que nos puedan ofrecer esas gafas de sol molonas que nos queremos comprar.
Pero como no todos somos iguales y hay quien sí se preocupa por su salud, os comento muy brevemente en qué nos debemos fijar a la hora de adquirir unas gafas de sol que certifiquen su calidad en relación a la protección frente a la radiación UV del sol.

  • En las patillas deben llevar el marcado «CE» (Comunidad Europea) junto con las letras «UV» que nos indican la protección frente a los rayos ultravioleta y el número de la categoría de filtro utilizado, por ejemplo «3».
  • Debe haber también una referencia a la normativa europea que cumplen (UNE EN 1836).
  • Las lentes no deben ser frágiles ni tener arañazos, fisuras, burbujas, o deformidades.
  • La montura no debe tener rugosidades ni aristas.
  • Y, aunque parezca una tontería, las gafas deben ir acompañadas de un folleto o manual de instrucciones en el que se especifique el nombre del fabricante o distribuidor, las características y restricciones de uso, las advertencias de riesgo y las normas de limpieza y mantenimiento.

A pesar de estas normas, los optometristas nos cuentan que la homologación de las gafas de sol la realiza el propio fabricante y no está sujeto a controles ópticos ni sanitarios por parte de las administraciones. Esto representa que cerca del 60% de las gafas de sol en nuestro país se comercialce en canales de distribución de calidad muy baja. Nuestra recomendación es adquirir vuestras gafas de sol en ópticas y establecimientos sanitarios.

Gafas de sol para niños y adolescentes

En el caso de los niños y adolescentes la necesidad de que sus gafas de sol sean homologadas es todavía más importante puesto que la visión de los menores es más vulnerable a los efectos de la radiación UV solar. En los más pequeños, la pupila permanece más dilatada, y su color, que actuaría como barrera protectora, se va oscureciendo con el tiempo.
Según los expertos, casi el 50% de la radiación a la que se ven expuestos nuestros ojos a lo largo de nuestra vida, se produce por exposición cuando somos niños, antes de los 18 años.

 

Ya lo sabes, protege tus ojos y los de tus hijos del sol y de la radiación UV. Pero hazlo de forma segura, tanto si vas de paseo por la ciudad, como si practicas deporte en la montaña o vas a la playa o a la piscina.
REFERENCIAS:

  • https://www.portalfarma.com/Profesionales/campanaspf/categorias/Paginas/ylosdetushijos.aspx
  • https://www.portalfarma.com/Profesionales/campanaspf/categorias/Paginas/elsoldanatusojos.aspx
  • https://www.portalfarma.com/Profesionales/campanaspf/categorias/cuidados-verano/2020-campana-fotoproteccion/Documents/2020-fotoproteccion-integral.pdf
  • https://www.tuoptometrista.com/proteccion-solar/requisitos-que-deben-cumplir-unas-gafas-de-sol

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Deja tu comentario