Exposición invisible a la radiación solar

2020-07-06T22:36:54+02:005 junio 2020|Atención Farmacéutica|

 


Existen situaciones cotidianas que no identificamos como exposición al sol y que requiere protección solar. Es lo que se conoce como exposición invisible a la radiación solar. Por ejemplo, no solemos ser conscientes de que nos exponemos a la radiación solar cuando hacemos una excursión a la montaña en otoño, o cuando practicamos deporte al aire libre, o cuando los escolares salen al recreo, etc.

El clima y las radiaciones solares en el futuro

Debemos saber que nuestro entorno influye directamente en la intensidad de las radiaciones solares. Las predicciones de los investigadores meteorológicos no son demasiado optimistas: cada vez hará más calor y las radiaciones solares serán más intensas debido a una distribución diferente de los anticiclones.
Además de esto, también sabemos que:

  • Los diferentes tipos de radiación solar se modulan a lo largo del año.
  • La intensidad de la radiación solar también varia en función de la altura, la longitud y la latitud a la que nos encontremos, es decir, según la posición geodésica.
  • La capa de ozono y su distinta composición de gases en diferentes áreas, también modifica la intensidad con que nos llegan las radiaciones solares.

Deporte y exposición invisible

No hace falta que me extienda demasiado contándoos lo importante que es protegerse de las radiaciones del sol en cualquier momento del año. Sin embargo, parece ser que no se habla tanto de las medidas preventivas frente a la radiación solar que podemos tomar en función del tipo de deporte que realicemos. Pues en este post os voy a dar algunas buenas ideas.

  • Deportes de agua. En los deportes que se practican en el agua, ya sea en la piscina o en el mar, se debe de tener en cuenta la refracción de la luz en el agua. Esto significa que en una piscina al descubierto, nos llega radiación solar de forma directa, pero también de forma indirecta a través de la refracción.

En cuanto a la protección solar más adecuada para realizar deportes de agua, es recomendable escoger aquellos cuya eficacia de protección pueda resistir durante más tiempo en nuestra piel. Los protectores solares SPF50+ Waterresistant son capaces de protegernos durante 20-40 minutos. En cambio, los protectores solares SPF50+ Waterproof resisten al agua unos 80 minutos.

  • Deportes de nieve. Si en los deportes de agua debíamos tener en cuenta el efecto de la refracción de la luz solar sobre nuestra piel, en los deportes de nieve habrá que prestar atención a la reflexión. Y mucho, porque cuando estamos en lugares nevados, el 80%-85% de la radiación que nos llega es debida a la reflexión.

Y no sólo eso. También es importante saber a qué altitud nos encontramos. Tanto la radiación UVA como la UVB aumentan un 4% cada 300m de altitud. Por eso, la protección solar más adecuada para realizar deportes de nieve es la protección solar mineral SPF50+, debido al efecto pantalla que aporta. Rambién es muy recomendable en estos casos proteger nuestros ojos con unas gafas de sol con filtros UVA y UVB.

  • Deportes de montaña y carretera. Las personas que practican senderismo, nordic walking, trail, ciclismo (en todas sus modalidades), o cualquier otro deporte que se practique en la montaña o en la carretera también deben protegerse del sol. De hecho es el colectivo que menos se suele proteger la piel de las radiaciones solares. El motivo más generalizado es el sudor. En estos deportes se suele sudar mucho, el sudor arrastra el protector solar y penetra en los ojos fácilmente produciendo un molesto picor y escozor.

A la hora de escoger un protector solar para la práctica de estos deportes, no sólo tendremos en cuenta el sudor, sino también la altitud a la que se practica. Por eso, en estos casos, lo más recomendable es utilizar un protector solar SPF50+ de base acuosa, sin perfume y que sea safe eye o eye protect.

  • Deportes en la ciudad. Cada vez hay más personas que viven en las ciudades y practican deporte sin salir de ellas. Correr, patinar, ir en bici o practicar ejercicio en los espacios habilitados para ello en algunos parques públicos es cada vez más común. También en estos casos es fundamental la protección solar. Y el factor a tener en cuenta para escoger el mejor protector solar es la contaminación. Por eso, el más recomendable es aquel protector solar SPF50+ con activos anti-polución.

 

Bueno, ahora ya lo sabes, y no tienes excusa para no proteger tu piel de la radiación solar hagas lo que hagas y en cualquier momento. Protégete, sal, haz deporte y disfrútalo!

 

4 Comentarios

  1. Corella Zollie Garlan 31 julio 2020 en 19:11 - Responder

    It was fun to read your article. Corella Zollie Garlan

    • Nutripharm 5 agosto 2020 en 18:53 - Responder

      Many thanks, Corella.

  2. Ursuline Correy Tamah 31 julio 2020 en 19:11 - Responder

    Vale la pena leer tu artículo. Ursuline Correy Tamah

    • Nutripharm 5 agosto 2020 en 18:54 - Responder

      Gracias Ursuline

Deja tu comentario