Dietas Depurativas

2020-12-29T16:20:07+01:006 mayo 2014|Nutrición|

 

En los últimos años se han puesto muy de moda las llamadas dietas depurativas o dietas detox a las que se les atribuyen beneficios no probados científicamente y que, en ocasiones, pueden constituir un riesgo para la salud. Lo que se pretende con estas dietas es eliminar sustancias nocivas para el organismo, desde azúcares simples y grasas hasta tóxicos propiamente dichos. Otras veces son utilizadas para compensar los excesos, o como dicen algunos, «regular» y «limpiar» nuestro cuerpo.

Pero más que como «dietas», deben entenderse como unas pautas alimentarias temporales y esporádicas, ya que, al igual que los ayunos intermitentes (de los que os hablé en esta otra entrada) implican restricciones nutricionales importantes, que a largo plazo, pueden convertirse en serias deficiencias.

Qué son  y para qué sirven las dietas depurativas

Las dietas depurativas no son más que pautas alimentarias temporales que suelen recomendarse para compensar los excesos alimenticios de las personas en vacaciones estivales, fiestas navideñas, y otras celebraciones. Estas pautas de alimentación otorgan al organismo un período de descanso necesario (y, en ocasiones, bien merecido). Los hábitos alimentarios incorrectos que prevalecen en nuestra sociedad someten a un exceso de trabajo al aparato digestivo, sistema linfático y sistema inmune. Como consecuencia, el organismo puede saturarse, colapsarse y desequilibrarse, aumentando las posibilidades de enfermedad, aguda y crónica.

Su principal función es «desintoxicar» el organismo, eliminando de forma rápida y eficaz aquellas sustancias tóxicas y nocivas para nuestro organismo. Sin embargo, a pesar de que pueden facilitar la pérdida de peso, no es aconsejable utilizarlas sólo con esta finalidad. Es importante tener en cuenta que se trata de dietas muy exigentes y restrictivas, carentes de determinados nutrientes. Por eso, tampoco se recomienda mantener una dieta depurativa durante largos periodos de tiempo.

Cómo es una dieta depurativa

Por lo general, las dietas depurativas consisten en restringir de forma absoluta y por un periodo de tiempo limitado (5-7 días, cada 2-6 meses) determinados tipos de alimentos y formas culinarias susceptibles de aportar “toxinas” y metabolitos no deseables a nuestro organismo. Debido a que las dietas depurativas incluyen gran cantidad de alimentos ricos en agua, estas dietas facilitan la pérdida de líquidos acumulados. Esta pérdida, además, suele ser rápida y fácil y conlleva una pérdida de peso paralela. Pero tiene sus limitaciones. La pérdida de peso por la eliminación de líquidos retenidos suele detenerse fisiológicamente, como mecanismo de defensa anti-deshidratación iniciado por el propio organismo, tras la pérdida de dos o tres kilos.

Beneficios de las dietas depurativas

Las dietas depurativas no tienen mucho sentido si no van acompañadas de unos hábitos alimentarios correctos y un estilo de vida saludable a lo largo de todo el año. Además, como este tipo de dietas aportan un valor calórico muy inferior al necesario, es habitual que al principio, la persona sienta mareos, nauseas, dolor de cabeza, decaimiento físico, etc., Por lo general, a los pocos días comienza un estado de mejora y aumento de la energía. Pero es importante tener en cuenta que si  esto no sucede así, es conveniente interrumpir la dieta depurativa hasta que el organismo esté mejor preparado.

Con todo, los beneficios que podrían aportar este tipo de dietas depurativas son:

  • Eliminación de toxinas
  • Control de peso
  • Mejora del estado y aspecto de la piel
  • Disminución de los niveles de colesterol y triglicéridos
  • Control de los niveles de glucemia
  • Disminución de la tensión arterial
  • Mejora del rendimiento físico y mental
  • Aumenta la calidad del sueño
  • Mejora del funcionamiento gástrico, intestinal, hepático y renal
  • Mejora del peristaltismo intestinal

 Los riesgos de las dietas depurativas

Las dietas depurativas también tienen riesgos. Y no pocos, y no leves. Mirad:

  • Todas las dietas depurativas son contrarias a una dieta equilibrada, completa y saludable. Muchas de ellas limitan de forma severa algunos alimentos como la carne, el pescado, los huevos, etc., de forma que se compromete el aporte proteico, pudiendo dar lugar a fatiga, calambres y pérdida de masa muscular.
  • Por la misma razón son causa de deficiencias vitamínicas (sobre todo, de vitaminas del grupo B) y de minerales (como hierro, calcio, fósforo, etc.).
  • La mayoría de las dietas depurativas suelen incluir dosis altas de vitaminas y minerales antioxidantes (vitamina C y E, selenio y zinc), lo cual no es tampoco buena idea ya que pueden ser causa de problemas gastrointestinales.
  • Algunas de estas dietas proponen la inclusión de diuréticos y laxantes, a veces de forma masiva, lo cual es muy desaconsejable, salvo prescripción médica.
  • Otras, recomiendan un alto consumo de algas marinas que pueden dar lugar a problemas tiroideos por su alto contenido en yodo.

Antes de empezar una dieta depurativa

Si se decide iniciar una dieta depurativa, teniendo en cuenta la restricción calórica y de nutrientes que suponen este tipo de dietas, es recomendable seguir los consejos de un profesional sanitario. Pero además, es imprescindible estar completamente sano y tener un nivel de estrés muy reducido, ya que de otra forma esta dieta podría agravar estas condiciones.

Al terminar una dieta depurativa

Es también muy recomendable que al terminar una dieta depurativa se reinicie una alimentación completa, equilibrada e individualizada de forma progresiva, mucho mejor si se hace siguiendo las directrices de un profesional de la nutrición.

En conclusión…

A pesar de que las dietas depurativas  pueden aportar algún beneficio a la salud de las personas, ninguna de sus virtudes ha sido demostrada científicamente. Esto y los riesgos que puede comportar para algunas personas el hecho de que conllevan importantes restricciones calóricas y nutritivas, hace que en general no sea aconsejable realizar una dieta depurativa o un ayuno (hablo de ello en este otro post) sin el seguimiento y las recomendaciones de un profesional de la salud.

2 Comentarios

  1. Carmina 10 noviembre 2014 en 13:41

    Buenos dias:
    Acabo de leer «Dietas Depurativas» y os doy la enhorabuena, estudios como los vuestros, nos ayudan a comprender mejor el tema de la alimentación, que tan necesaria es y tasn poco caso le hacemos

    • Alicia Baldó 10 noviembre 2014 en 14:53

      Muchas gracias Carmina. Lo que pretendemos desde nuestro blog es dar información de la forma más neutral posible, sin posicionarnos a favor o en contra de ningún tipo de dieta y aportando, eso si, los beneficios y riesgos que estas dietas conllevan según las ciscunstancias en las que se apliquen.
      Si quieres sugerirnos algún tema que te sea de interés para que lo estudiemos y lo comentemos a través de este blog, no dudes en decírnoslo a través del correo electrónico en el apartado de Contacto. Estaremos encantadas de volver a ayudarte.

No se permiten comentarios.

Ir a Arriba