Más sobre el Riesgo Cardiovascular

Compártelo! Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

 

CONGRESO DE LA SOCIEDAD EUROPEA DE CARDIOLOGÍA

Durante estos días se ha estado celebrando en Barcelona el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC Congress 2017), el congreso más grande y científicamente influencial en relación con las enfermedades cardiovasculares y la prevención del riesgo cardiovascular.

Este es un tema que me apasiona y por eso he seguido el congreso con especial atención a todas las novedades y evidencias científicas que puedo aplicar en mi día a día con mis pacientes. He podido recoger un buen número de datos e información contrastada científicamente, pero en este post sólo voy a mencionar lo relativo a la prevención del riesgo cardiovascular.

Está más que demostrado que la prevención es la herramienta más efectiva y más barata contra las enfermedades cardiovasculares. Varios investigadores están de acuerdo en afirmar que tratar las enfermedades cardiovasculares demasiado tarde, es decir, cuando ya están instauradas, será económicamente imposible en un futuro no muy lejano.

FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULAR

Hace tiempo escribí mi primer post sobre este tema que podéis leer aquí: Prevención del Riesgo Cardiovascular. En aquella ocasión os hablé de los distintos factores de riesgo cardiovascular. Pero ahora, y de acuerdo con las palabras de Valentí Fuster, Director de Cardiología del Hospital Mont Sinaí de Nueva York, para TV3 me veo obligada a actualizar aquella lista.

Resulta que ahora debemos hablar de tres tipos de factores de riesgo cardiovascular:

  • MECÁNICOS, que son la obesidad y la presión arterial elevada.
  • QUÍMICOS, que son la hiperglucemia y la hipercolesterolemia (glucosa y colesterol elevados en sangre).
  • CONDUCTUALES, que son fumar, llevar una vida sedentaria y una alimentación poco saludable.

El problema -que en realidad es la solución- es que para poder hacer frente a las enfermedades cardiovasculares (y cerebrovasculares también) y reducir su tasa de mortalidad, se deben modificar todos estos factores de riesgo. Y repito, todos. Pero hacerlo es una decisión personal e individual muy importante. Y no vale con hacer pequeños cambios aislados, como hacer el hamster en el gimnasio mientras te hinchas a barritas energéticas y bebidas isotónicas azucaradas sin ton ni son, o fumas “pero sólo el finde”; o dejar de comer chocolate blanco para comer chocolate negro puro 75%. No, cosas como estas no harán que disminuya tu riesgo cardiovascular. Incluso es posible, sobre todo en el caso de los que hacen ejercicio físico, que se llegue a incrementarlo por estar sometiendo al organismo a un sobre-estrés. Pero éste es otro tema.

La cuestión es que, a pesar de todos los esfuerzos, los programas de prevención de riesgo cardiovascular que se llevan y se han llevado a cabo por las diferentes instituciones continúan sin tener la eficacia esperada y deseada. Y es que, en palabras del Dr. Valentí Fuster, la falta de una adecuada educación nutricional y la falta de motivación individual y colectiva hacen que aquella decisión personal de la que hemos hablado líneas arriba no se produzca. Y sigamos normalizando situaciones que ponen en serio riesgo nuestra salud, especialmente en lo que se refiere a la alimentación, el sedentarismo, fumar y beber alcohol. En las links que os aporto podéis completar esta información con la opinión de otros expertos.

¿QUÉ PODEMOS HACER LOS PROFESIONALES SANITARIOS?

Mi opinión es que todos, sin excepción de ninguna profesión sanitaria, debemos multiplicar nuestros esfuerzos y trabajar unidos en prevención, fomentando la educación nutricional y potenciando la motivación de nuestros pacientes.

En el caso concreto de los farmacéuticos, que es lo que más de cerca me toca, debemos ser conscientes de que nos encontramos en una posición privilegiada frente al paciente, con infinidad de posibilidades para mejorar su calidad de vida. Precisamente con respecto a la prevención del riesgo cardiovascular, el año pasado escribí este post sobre qué puede hacer un farmacéutico frente al riesgo cardiovascular

Si eres farmacéutico u otro profesional sanitario, anímate y trabajemos juntos. Si eres paciente, familiar o cuidador de un paciente con enfermedad cardiovascular o riesgo alto de enfermedad cardiovascular, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

ALICIA BALDÓ

 

 

Compártelo! Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe *