Diabetes y Ejercicio Físico

Compártelo! Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Siguiendo con el tema de la educación y la prevención de la diabetes tipo II, y para complementar de alguna manera la información proporcionada en nuestra anterior entrada, queremos dedicar las siguientes palabras a los beneficios y riesgos que la actividad física tiene para los pacientes diabéticos.

muevete-con-nosotros-3

Recomendaciones Generales

  • Debe realizarse una revisión médica completa antes de iniciar la práctica de cualquier actividad física.
  • Es importante introducir el ejercicio de forma gradual.
  • El tipo de actividad más recomendado es de tipo aeróbico de intensidad suave o moderada (caminar, correr distancias cortas a velocidad media, ciclismo de paseo o natación).
  • Si existe tratamiento con insulina:
  • Medir la glucemia antes del ejercicio.
  • Valores óptimos al inicio del ejercicio: 100-250mg/dl
  • Si la glucemia < 100mg/dl → Ingerir 20g HC (2 raciones)
  • Si la glucemia > 300mg/dl o >250mg/dl con acetona positiva en orina → inyectar una pequeña dosis de insulina y repetir la prueba tras 2h.
  • Medir la glucemia durante el ejercicio si éste es de larga duración.
  • Medir la glucemia al terminar el ejercicio.
  • En caso de ejercicio improvisado, tomar un suplemento de 20-30g HC.
  • Si el ejercicio dura más de 1h, injerir HC en forma de fruta, barritas de cereales, etc.
  • Tras el ejercicio, se recomienda ingerir una cantidad extra de HC complejos (pan, arroz, pasta, etc.).
  • Intentar hacer ejercicio tras las comidas.
  • Evitar hacer ejercicio en el momento de máxima acción de la insulina.
  • No administrar la insulina en el lugar del cuerpo que esté implicado en el ejercicio, porque la absorción será más rápida.
  • Para evitar hipoglucemias, es necesario aumentar los HC en las comias posteriores al ejercicio o reducir la dosis de insulina.
  • Llevar siempre encima un poco de azúcar simple mientras se hace ejercicio.
  • Si existen complicaciones típicas de la diabetes, hay que tener en cuenta las siguientes precauciones:

Ejercicios recomendados y Precauciones para pacientes con complicaciones de diabetes

 

Retinopatía

Nefropatía

Pie diabético

ECV

Ejercicios recomendados Ejercicios aeróbicos de intensidad suave a moderada: caminar, ciclismo de paseo, natación. Ejercicios aeróbicos de intensidad suave a moderada: caminar, ciclismo de paseo, natación. Ejercicios aeróbicos de bajo impacto articular o aquellos que sólo utilizan brazos y tronco. Ejercicios aeróbicos de intensidad suave a moderada: caminar, ciclismo de paseo, natación.
Precauciones Evitar ejercicios de alta intensidad o en los que se utilicen pesos elevados. Evitar la maniobra de Valsalva. Evitar deportes de contacto si hay retinopatía avanzada. Evitar ejercicios de alta intensidad o en los que se utilicen pesos elevados. Evitar la maniobra de Valsalva. Evitar ejercicios que impliquen contactos repetidos en las extremidades inferiores, como caminar rápido, correr o saltar. Evitar ejercicios de alta intensidad o en los que se utilicen pesos elevados. La frecuencia cardíaca puede no ser un buen indicador de la intensidad. Evitar hacer ejercicio en ambientes extremadamente fríos o calurosos.
Fuente: R. Gomis y otros (2007). Tratado SED de diabetes mellitus: Bases moleculares, clínica y tratamiento. Madrid: Editorial Médica Panamericana

 

Beneficios del Ejercicio Físico

  • Menores valores de glucémica durante y deespués del ejercicio.
  • Mejora de la sensibilidad a la insulin.
  • Disminución de los valores de hemoglobin glicosilada.
  • Mejora de las cifras de lípidos: disminución de TG, aumento de cholesterol-HDL, ligera reducción de cholesterol-LDL.
  • Disminución de la presión arterial (5-10mm Hg de media)
  • Reducción de la adiposidad.
  • Aumento de la pérdida de masa grasa.
  • Mejora de la forma física y de la coordinación.
  • Sensación de bienestar con mejora de la autoestima.
  • Es imprescindible en el caso de dieta hipocalórica para conseguir la disminución de peso.

 

Riesgos del Ejercicio Físico

  • Hipoglucemia durante y después del ejercicio.
  • Hiperglucemia y cetosis en caso de mal control glucémico (>250-300mg/dl)
  • Agravamiento de las complicaciones crónicas:
  • Retinopatía proliferativa: hemorragia vítrea, desprendimiento de retina.
  • Nefropatía: aumento de la proteinuria.
  • Nefropatía periférica (pie diabético): úlceras y lesiones en los pies.
  • Nefropatía autonómica: hipotensión ortostática tras el ejercicio, IAM silente.
  • Complicaciones cardiovasculares: angina de pecho, arrítmias, isquemia, etc.

ALICIA BALDÓ

Farmacéutica y Especialista en Nutrición

Compártelo! Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail