Alimentación en Japón

Compártelo! Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

 

Con el de hoy, comienzo una serie de posts dedicados a todos a los que, como a mi, os encanta viajar, conocer otras tierras, sumergirse en su cultura, participar de sus tradiciones y acercarse a sus sabores y aromas. Vivir en una ciudad como Barcelona y trabajar en un barrio como el Raval me ha dado la oportunidad de poder comprobar de primera mano mucha de la información que compartiré con vosotros. Y ahora si, empecemos a disfrutar!

Menú típico japonés

Japón, sin duda un país singular, también en alimentación. Como supondréis, la dieta tradicional japonesa se compone básicamente de arroz, verduras, derivados de soja y pescado. Aunque su principal característica es el reparto del aporte energético que proporcionan los nutrientes de los alimentos en su dieta, que en términos generales es:

• 63-65% de hidratos de carbono
• 12-15% de proteínas
• no más del 25% de grasas

Como véis, muy aproximado a lo que hoy en día en occidente consideramos como una “dieta equilibrada”.

Otra particular característica de la alimentación tradicional en Japón es la enorme variedad de alimentos que consumen (hasta 30 alimentos diferentes cada día!). Eso si, adecuadamente combinados en cada comida y en pequeñas cantidades.

Además de ésto, en la dieta tradicional japonesa suele existir un balance entre el consumo de fruta y de verdura. El consumo de pescado y marisco es preferido al de la carne. Las especias (sobre todo las picantes) y los azúcares simples están prácticamente ausentes en la alimentación diaria tradicional, con la excepción de las frutas.Y el consumo de lácteos y huevos es muy bajo o ninguno.

ALIMENTOS TÍPICOS

Cuando hablamos de alimentos típicos de algún lugar, y en especial cuando ese lugar es lejano al nuestro, tendemos a pensar -prejuicio- que el alimento en particular es “exótico”, y de inmediato le atribuímos en nuestro pensamiento propiedades extraordinarias (a veces hasta super poderes!). Pero la realidad, es que no son más que especies diferentes o variantes de especies que han crecido en aquellas tierras por sus características: composición y calidad del suelo, hidrología, climatología, etc. Y ésta creo que es la única razón por la que algunos de los siguientes alimentos que voy a citar son típicos de Japón y no lo son aquí.

  • Cereales: Los japoneses consumen un tipo de arroz blanco, glutinoso, de grano medio o corto. Este arroz suele ser su base alimentaria diaria. Además, también utilizan el trigo y la cebada en su cocina, para preparar diferentes tipos de “panes” o para rebozar las verduras y el pescado.
  • Verduras y hortalizas: Son muy típicos el puerro chino y el rábano daikon, pero también frecuentan sus platos otras verduras como las espinacas, el pepino, la berenjena, etc.
  • Hongos: No podía dejar de mencionar el famoso shiitake, al que tantas “propiedades medicinales” se le atribuyen. Lo cierto es que, como las demás setas comestibles que no son venenosas, resulta beneficioso incluirlas en nuestra dieta habitual por su bajo contenido en grasas y azúcares y su elevado contenido en minerales, vitaminas y otros compuestos que ejercen función antioxidante en nuestro organismo. También es común en japón y en otros países orientales, el consumo de enokitake shan fu.
  • Legumbres: Son muy importantes en su dieta la soja y sus derivados el miso y el tofu.
  • Algas: Las algas nori, wakame, kombu, hijiki y agar agar (utilizado en sopas y postres) son otro de los alimentos típicos de la alimentación japonesa a la que se les han atribuído, sin evidencia científica, un montón de propiedades curativas maravillosas. Y aunque no debemos menospreciar su valor nutritivo, tampoco debemos bajar la alerta frente a un consumo excesivo de cualquier alga. Recuerda que contienen una gran cantidad de yodo, un mineral al que el metabolismo de los occidentales no está adaptado como si lo está el de los japoneses.
  • Carnes: Pese a que el consumo de carne es relativamente bajo en Japón, los animales que más frecuentemente consumen los japoneses son el cerdo, el pollo y la ternera o vaca. Es posible que hayáis oído hablar de la carne de Wagyu, una raza bovina originaria de Japón. La carne de Kobe y la carne de Matsusaka no son más que ciertos cortes de carne de ternera de la raza negra de Wagyu criados de acuerdo a la estricta tradición de la región de Hyögo y Mie respectivamente. También son famosas la ternera de Yonezawa (preocedente de ejemplares de Wagyu criados en la región de Yamagata) y la ternera de Mishima (procedente de ejemplares de Wagyu criados en una pequeña isla de la región de Yamaguchi).
  • Pescado y marisco: Aunque parezca mentira, el pescado crudo no es un alimento típico de la cocina tradicional y de diario de los japoneses, sino que pertenece a la alta cocina. Es lo que los occidentales conocemos como sushi. En realidad, su ingrediente principal es el arroz aliñado con vinagre; el pescado, el marisco, y en otras ocasiones, las verduras, son su guarnición. Hay muchas variedades de sushi como el norimaki y el nigiri. Preparados en otras formas culinarias, los japoneses consumen sobre todo atún, salmón, salmonete, palometa, caballa, pez espada, anguilas y el conocido como pez globo. Entre los cefalópodos y mariscos, los más consumidos son el pulpo, el calamar, los langostinos y cangrejos. También suelen comer marisco procesado (chikuwa y niboshi) y sepia o calamar desecados.
  • Aliños: No es posible entender la cocina japonesa sin sus aliños particulares: vinagre de arroz, wasabi, salsa de soja y el jenjibre marinado.

COSTUMBRES CULINARIAS

Incluyo este pequeño apartado a modo de curiosodad, simplemente para acercaros un poco más al día-a-día de los japoneses.

El desayuno típico suele constar de sopa miso, un poco de arroz hervido y un té ligero. A veces se acompaña de un huevo, repostería autóctona y café.

Para el almuerzo, los niños llevan en sus fiambreras (bentos) arroz hervido, verduras y algo de carne o pescado. Los adultos suelen comer en algún restaurante cerca del trabajo un menú similar al descrito para los niños. Al acabar la jornada de trabajo, algunos adultos suelen tomar sake y algún alimento (no dulce) a modo de merienda.

En cuanto a la cena, normalmente se compone de un caldo o sopa, arroz blanco, carne o pescado y varios platitos de verduras.

Los más tradicionales utilizan mantel en todas las comidas, un tazón para el caldo o la sopa, otro tazón para el arroz, una taza para el té, un vasito para el sake, un plato para servirse, una toalla húmeda para limpiarse, palillos para comer y reposapalillos, y una cuchara para la sopa o caldo. En casa, la cocina y el comedor se encuentran ubicadas en un mismo espacio.

Visto así, parece que las tradiciones japonesas no son del todo tan lejanas a las nuestras, no os parece? Humildemente, espero que os haya gustado y os haya entrado el hambre curiosa por saborear la cocina japonesa y conocer más sobre su cultura alimentaria.

ALICIA BALDÓ

 

Compártelo! Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail