Mamá, ¿nos movemos?

Compártelo!
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

RECOMENDACIONES DE EJERCICIO FÍSICO PARA LA MAMÁ LACTANTE

La lactancia materna es perfectamente compatible con la práctica de ejercicio físico.

Efectos beneficiosos

  • Mejora la circulación y la función cardíaca.
  • Contribuye a la conservación de la masa ósea.
  • Ayuda a recuperar el peso de antes del embarazo y a perder la grasa acumulada durante éste.
  • Aumenta la tonicidad muscular (fuerza y flexibilidad muscular) y evita la flacidez.
  • Estimula el sistema inmunitario.
  • Reduce el estrés y la ansiedad, y aumenta la autoestima.

yoga-baby

La práctica regular de ejercicio físico no tiene, en principio, ninguna repercusión negativa en la composición ni en el volumen de leche.

Sin embargo, el ejercicio físico intenso en mujeres sin entrenamiento previo puede producir:

  • Disminución en el volumen de leche
  • Cambios en su composición:
  • Disminución de la concentración de factores de defensa como la IgA.
  • Disminución del azúcar natural de la leche (lactosa).
  • Aumento de ácido láctico (resultado del sobreesfuerzo de los músculos) que, por su sabor amargo, podría provocar en el bebé rechazo del pecho.

Recomendaciones

  • Realizar ejercicios aeróbicos de intensidad moderada en los que participen grandes masas musculares (piernas, glúteos, abdominales, lumbares, etc.)como la natación, aeróbic, andar a paso ligero, etc.
  • La natación sólo está contraindicada en el puerperio inmediato.
  • Amamantar al bebé antes del ejercicio físico o al menos una hora y media después, ya que los niveles de ácido láctico en la leche pueden permanecer altos hasta 90 minutos después del ejercicio físico.
  • Utilizar un sujetador específico de deporte, preferiblemente de algodón.
  • Hacer siempre un calentamiento previo al ejercicio físico.
  • Incrementar la intensidad del ejercicio progresivamente.
  • No llegar a la fatiga (parar cuando se esté cansada).
  • Aumentar la ingesta de líquidos.

Seguir una dieta pobre en grasas (menos del 30% del aporte energético total diario) y rica en hidratos de carbono complejos (hasta un 55%) para mantener en óptimas condiciones los depósitos de glucógeno.

ALICIA BALDÓ
Farmacéutica y Especialista en Nutrición

Compártelo!
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail