Dolor de cabeza en niños

Compártelo! Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

girl-504315_1920UNA PEQUEÑA INTRODUCCIÓN…

Hace algunos años, un estudio de un hospital andaluz ponía de manifiesto que el dolor y la ansiedad infantil estaban infratatados (1). No es de extrañar cuando entre la población todavía existen mitos tales como:

  • Los niños sienten menos dolor.
  • El dolor ayuda a construir carácter.
  • Los neonatos no recuerdan la experiencia del dolor.
  • Los niños no pueden localizar ni describir su dolor.

Sin embargo, el dolor intratado del niño y la ansiedad que ello les conlleva puede tener repercusiones tanto a corto como a largo plazo. Ejemplo de ello es el poco caso, en general, que se le hace al dolor de cabeza de los niños.

Lejos de lo que podríamos imaginar, la cefalea afecta aproximadamente a tres cuartas partes de los niños entre 7 y 15 años (2). A pesar de esta prevalencia, no existen Guías ni Protocolos oficiales para el abordaje del dolor de cabeza pediátrico. Esto sumado a la rapidez con la que la sintomatología cambia en los niños, puede hacer que los farmacéuticos no se atrevan a aconsejar un tratamiento eficaz a los padres de los niños afectados, y sean remitidos al pediatra. Por suerte, en la mayoría de los casos, el dolor de cabeza no es indicativo por sí sólo de otra enfermedad subyacente; más bien la cefalea ocurre en niños con predisposición.

EXISTEN VARIOS TIPOS DE DOLOR DE CABEZA

Como en los adultos, la cefalea infantil puede ser de 4 tipos:

  1. Dolor de cabeza tensional
  2. Migraña
  3. Cefalea en cúmulos o racimos
  4. Cefalea consecuencia del abuso de medicamentos

Obviamente, los dos primeros tipos son los más frecuentes en niños y , por eso, a los que vamos a dedicar el resto del post. Ambos pueden ocurrir en forma de episodios discontinuos, o bien, de forma crónica. La mejor manera de prevenirlos y tratarlos es mediante cambios en el estilo de vida de los niños (3). También existe tratamiento farmacológico, concretamente, las cefaleas infantiles pueden tratarse con Paracetamol o Ibuprofeno, en dosis adecuadas a su peso corporal. Existe evidencia científica que nos indica que, para la mayoría de los niños, el Ibuprofeno es superior en eficacia frente a la cefalea pediátrica (4, 5).

CÓMO DIFERENCIAR LA MIGRAÑA DE LA CEFALEA TENSIONAL

Es importante poder identificar exactamente de qué tipo de dolor se trata para poder adecuar el tratamiento. Igual que en los adultos, podemos diferenciar la migraña infantil del dolor de cabeza tensional mediante unas simples preguntas (8):

  1. ¿Experimenta el niño algún síntoma sensorial antes de o al inicio de la cefalea, por ejemplo, alteraciones de la visión, sabores u olores extraños, mareo o mayor sensación de debilidad?
  2. ¿Es tan intenso el dolor de cabeza que el niño no puede distraerse ni con el juego ni con la televisión?
  3. ¿Siente el niño nauseas mientras tiene dolor de cabeza?
  4. Mientras sufre cefalea, ¿ha notado que el niño es más sensible a la luz y al sonido que cuando no la sufre?

Y FINALMENTE, ¿QUÉ PUEDE CAUSAR DOLOR DE CABEZA A LOS NIÑOS?

Además de la predisposición, existen tres factores importantes desencadenantes de cefalea pediátrica:

  • El estrés. De sobra es conocido que los niños de hoy en día están sometidos a un estrés mucho mayor que antaño: la presión sobre los estudios, las clases extraescolares, el creciente aumento del uso de dispositivos electrónicos y móbiles, la situación familiar, etc. Todo ello contribuye a una hiperactividad física y, sobretodo mental, que unido a una falta evidente de descanso y sueño puede conllevar varios problemas de salud, entre ellos, dolor de cabeza.sleeping-1311784_1920
  • Descanso y sueño insuficiente o poco adecuado. Una correcta higiene del sueño es fundamental para prevenir las cefaleas. Es recomendable que el niño no realice ninguna actividad estimulante o que requiera de esfuerzo físico, al menos, durante la última hora antes de acostarse (6). En muchas ocasiones hemos oído decir que los niños “no paran”. Y es que en pocas ocasiones los adultos damos un buen ejemplo en este sentido, por lo que olvidamos enseñarles a descansar, a alternar juegos más estimulantes con otros que requieran menor actividad.

Por otra parte, es también muy importante que se evite el consumo de bebidas estimulantes (café, té, cola, chocolate) y bebidas energéticas (6).

  • La deshidratación. Sobra decir que una adecuada hidratación es fundamental para el correcto desarrollo y crecimiento de los niños. Pero, además, la deshidratación conlleva una disminución del volumen sanguíneo y, como consecuencia, una menor irrigación cerebral que será la que provoque la cefalea o la migraña.

Chocolate2jpg

  • Una alimentación desequilibrada. Una alimentación rica en azúcares y grasas puede estar detrás de la mayoría de los dolores de cabeza que afectan a los menores. Algunos niños tienen sus propios desencadenantes alimentarios de migrañas o cefaleas tensionales. Algunos ejemplos incluyen los chocolateslácteos, los frutos secos, los encurtidos, los platos preparados y aditivos como el aspartamo (un edulcorante artificial) y el glutamato monosódico (un potenciador del sabor) (7).

El aspartamo es adicionado sobre todo a los refrescos, zumos, néctares y batidos producidos industrialmente. Por otro lado, el glutamato monosódico lo encontraremos añadido a la mayoría de los alimentos procesados: snacks salados, comida rápida, caldos y sopas preparadas, salsas y otros aliños.

Espero que este post os haya sido útil; en este caso, os animo a que lo compartáis. Y si tenéis algo que comentar o añadir, estaré encantada de escucharos.

ALÍCIA BALDÓ

REFERENCIAS:

  1. Plan Andaluz de Atención a las Personas con Dolor 2010-2013. Alvarez González, J. et al. Junta de Andalucía, Consejería de Salud. ISBN: 978-84-693-1221-6
  2. Headaches in children: an unmet need. Christine Glover. The Pharmaceutical Journal, 17 NOV 2016.
  3. http://www.migraine.org.uk
  4. National Institute for Clinical Excellence (NICE) Clinical Knowledge Summaries. Analgesia – mild-to-moderate pain. 2015 [Online] Available from http://cks.nice.org.uk/analgesia-mild-to-moderate-pain#!scenario [Accessed 2nd February 2017].
  5. Pierce CA and Voss B. Efficacy and Safety of Ibuprofen and Acetaminophen in Children and Adults: A Meta-Analysis and Qualitative Review. Annals of Pharmacotherapy. 2010;44(3): 489–506.
  6. National Health Service. NHS Choices: Live Well. Children’s Headaches. [Online]. Available from http://www.nhs.uk/Livewell/headaches/Pages/Headachesinchildren.aspx [Accessed 2nd February 2017].
  7. Shimeda A, Cairns BE, Vad N, Ulriksen K, Pedersen ALM, Svensson P and Baad-Hansen L. Headache and mechanical sensitization of human pericranial muscles after repeated intake of monosodium glutamate (MSG). Journal of Headache and Pain. 2013;14:2. Available from DOI: 10.1186/1129-2377-14-2.
  8. British Association for the Study of Headache (BASH). Guidelines for All Healthcare Professionals in the Diagnosis and Management of Migraine, Tension-Type Headache, Cluster Headache and Medication-Overuse Headache. 3rd Ed. (1st Revision), 2010.
Compártelo! Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe *