El otoño y sus frutas

Compártelo!
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

FRUTA DE TEMPORADA

El mes de septiembre se acaba, octubre a punto de llegar… y con el otoño, la vuelta definitiva a las rutinas (coles, extra-escolares, trabajo, formaciones, etc.). Empiezan los días de las prisas, los momentos de estrés y, encima, el tiempo empieza a refrescar… Todo ello resulta inevitablemente en una disminución de las defensas que frecuentemente no sabemos evitar…

Octubre es el mes de frutas como el aguacate, chirimoya, caqui, higos, granada, kiwi, mango, melón, melocotón, nectarina, pera, manzana, plátano, uva, mandarina, naranja y limón. Fijos como de sabia es la naturaleza, que nos trae los frutos más ricos en sustancias antioxidantes precisamente cuando más acusada es la disminución de defensas. Lo mismo ocurrirá la próxima primavera…

¿CUÁLES SON LOS NUTRIENTES MÁS DESTACADOS DE LA FRUTA DE OTOÑO?

Pues de entre los múltiples compuestos vitamínicos, minerales, antioxidantes, etc. que contienen las frutas de otoño, quiero destacar estas tres vitaminas que explico a continuación. Todas ellas tienen una especial relevancia en otoño por contribución a la mejora del funcionamiento de nuestro sistema inmune.

  • La vitamina C es necesaria para combatir la disminución de defensas, el cansancio crónico, la ansiedad y el estrés, la convalecencia, la anemia (porque optimiza la absorción de hierro a nivel intestinal). Podría resultar útil en hipercolesterolemias (colesterol alto) y en la prevención de trastornos cardiovasculares. Esto no significa que la vitamina C por sí sola (ni siquiera en suplemento) prevenga este tipo de enfermedades. Lo que sí puede resultar beneficioso es una alimentación rica en alimentos que contengan esta vitamina.

La vitamina C se encuentra en alimentos de origen vegetal. Cantidades importantes de esta vitamina nos aportan las frutas cítricas, el melón, la piña, los tomates, los pimientos, las hortalizas de raíz y las patatas. En cambio, los alimentos de origen animal contienen cantidades insignificantes de esta vitamina

  • La vitamina A cumple una función fisiológica fundamental de la visión que nos permite ver con luz tenue. Su deficiencia, en cambio, causa ceguera nocturna. Además, esta vitamina es imprescindible para el crecimiento normal, el desarrollo fetal y la reproducción, sin olvidar su función en el sistema inmunitario. Por eso, esta vitamina podría esta indicada en todas aquellas situaciones que supongan un proceso degenerativo de algún tejido (fumadores, envejecimiento acelerado, demencia, alzheimer, eczemas, cáncer, sida, etc.). Pero ojo! su suplementación sólo debe ser prescrita por un facultativo.

La vitamina A o retinol se encuentra exclusivamente en alimentos de origen animal. Por el contrario, los carotenoides, sus precursores, se encuentran únicamente en alimentos de origen vegetal, como las verduras de hoja verde oscuro, las zanahorias, la calabaza, la papaya, los tomates, etc.

thanksgiving-362911_1920

  • La vitamina E ejerce un enorme poder antioxidante ya que reacciona con los radicales libres y evita de este modo la oxidación de células, proteínas, lípidos y material genético. Pero su absorción en nuestro organismo suele ser relativamente baja y siempre esta unida a los lípidos consumidos en la dieta, por lo que su suplementación puede llegar a ser necesaria en algunos casos muy muy concretos. Y a pesar de lo que puedas haber leído en internet o te haya comentado tu vecina/amiga/cuñado, todavía hace falta más evidencia científica para poder afirmar que la vitamina E previene el cáncer, la demencia, la enfermedad hepática, cardiaca o los accidentes cerebrovasculares.

En general, encontraremos vitamina E en alimentos de origen vegetal, como el germen de trigo, las semillas, las espinacas, los espárragos, los aguacates, la batata, el tofu, las almendras, las avellanas, los cereales integrales, el maíz, el azafrán i los aceites no refinados de girasol, soja i oliva. Loa alimentos de origen animal contienen cantidades insignificantes de vitamina E.

¡Olvida los suplementos y come alimentos!

No olvides tomar una ración de alguna de estas frutas entre dos y tres veces al día. ¡Lo notarás seguro!

REFERENCIAS:

  • https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002406.htm
  • https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002404.htm
  • https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002400.htm
  • Bielsalski y Grimm. Nutrición. Texto y Atlas.Editorial médica panamericana, 2007.
Compártelo!
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail